Actividad Institucional

Recibimiento a los niños y niñas saharauis del programa “Vacaciones en Paz”

09/08/2022

La presidenta de la Federación Canaria de Municipios y alcaldesa de Candelaria, María Concepción Brito, junto a presidenta de la Comisión de Cooperación, Juventud, Igualdad y Diversidad y alcaldesa de Los Silos, recibieron este martes, 9 de agosto de 2022, a los niños y niños que vienen a Canarias a través del programa “Vacaciones en Paz”.

El acto tuvo lugar en el salón de actos de la sede de la FECAM en Las Palmas de Gran Canaria, y los menores estuvieron acompañados por la vicepresidenta de la Asociación Canaria Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Ana Pérez, el subdelegado del Frente Polisario en Canarias, Mohamed Said y varias de las familias de acogida.

María Concepción Brito dio la bienvenida a los asistentes subrayando el vínculo de colaboración y de solidaridad de la FECAM, a través de la Comisión de Cooperación, Juventud, Igualdad y Diversidad, con el programa Vacaciones en Paz al que este año ha contribuido con cerca de 16.000 euros entre las ayudas solidarias que se han concedido a un total de 19 asociaciones.

A su vez, agradeció el gesto solidario de las familias de acogida de los diferentes municipios canarios. “El vínculo emocional creado entre ellos es apreciable año tras año. Debemos continuar apoyando actuaciones e iniciativas de carácter humanitario hacia personas y pueblos, como el saharaui, que viven en condiciones de extrema necesidad e incluso miseria y que dependen exclusivamente de la ayuda de las diferentes instituciones y la generosidad de la sociedad en su conjunto.”

A continuación, Macarena Fuentes destacó que desde la FECAM son conocedores desde hace años del programa “Vacaciones en Paz”, organizado y promovido por la Asociación Canaria de Solidaridad con el pueblo saharaui, el cual ha permitido fortalecer entre todos los vínculos de solidaridad y seguir acompañando y arropando al pueblo saharaui.

Por otro lado, agradeció la presencia de los miembros de la comisión, de los miembros del frente Polisario, del presidente de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y de todos los familiares de acogida y los niños y niñas saharauis. Añadió que, desde la Federación, este año el compromiso se extiende a otras asociaciones con el fin de contribuir en el desarrollo económico y social de terceros países, como son: Asociación Mi hijo y yo, Asociación Benéfica Rosa del Desierto, ONGDI Fondo Verde, Asociación Solidaridad Médica de España, Asociación Educa Nepal Asociación Mantay, Manos Unidas, Asociación The Monkey Girl, Fundación Canaria Farrah para la cooperación y el desarrollo, Asociación Kutembea Na Tanzania, ONG Balanced World, Asociación Proyecto Gambia, Proclade Canarias, Asociación Cultural Canaria Gran Angular, Nutrición Sin Fronteras y Fundación Canaria Martínez Hermanos, Asociación Alis Canarias y Asociación Maman África Humanitaria.

La vicepresidenta de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Ana Pérez agradeció la participación de las familias en este programa años tras años. Manifestó su preocupación inicial por la continuidad del proyecto, ya que desde 2020 el programa tuvo que paralizarse por la situación de pandemia mundial, y gracias a la FECAM ha podido retomar la actividad. También agradeció al Servicio Canario de Salud por el trato y la prestación del servicio a todos los menores, para que su estancia sea segura y con plenas coberturas.

Por otro lado, el subdelegado del Frente Polisario en Canarias, Mohamed Said agradeció a la FECAM la tradicional solidaridad a la causa con el pueblo Saharaui, no solo en el aspecto humanitario sino también político. “Afortunadamente hemos tenido la posibilidad este año de continuar con el programa en este 2022, después de la interrupción de bien conocido COVID-19. Este año hemos tenido la posibilidad con muchas dificultades administrativas, de continuar con este proyecto, el cual no hubiese tenido lugar sin la presencia y solidaridad de las familias”. Comentó que este proyecto humanitario es de vital importancia desde un punto de vista sanitario y alimentario, ya que los beneficiarios son la población más sensible de la sociedad, los niños.

El acto finalizó con la intervención de un madre de acogida, Lucía Oliva, en representación de las familias, y con la proyección de un vídeo donde se dio a conocer un poco más sobre la realidad que viven estos niños y niñas, ya que, en estos meses de verano, escapar de las temperaturas extremas a las que están sometidos es la prioridad, puesto son superiores a los cincuenta grados en las jaimas de los campamentos de refugiados de Tinduf.